PARTICIPAR

SUPERANDO BARRERAS CON IVÁN, EL BAILARÍN EXTRAORDINARIO

Iván Navarro, 16

Baile | Valencia
Iván siempre ha sido un niño alegre. Su vitalidad innata no ha dejado de crecer con él, pese a nacer con sordera total, un caso que se diagnostica a 3 de cada 1.000 niños. El hecho de no poder oír ni hablar con fluidez hizo que le costase más relacionarse con otros niños y niñas de su edad. Pero él no paró hasta que derribó todas las barreras y encontró su lugar, sus amigos y su pasión. Desde pequeño disfrutaba durante horas y horas de las competiciones de baile que salían en televisión. Imitaba los movimientos y aprendía las coreografías. Así es como el baile se convirtió en su pasión. Una pasión que le ayudó a sacar lo mejor de sí mismo. No lo tuvo fácil, pero con mucho trabajo, constancia, la ayuda de logopedas y de unos implantes cocleares que le colocaron mediante 2 operaciones cuando aún era un niño, Iván consiguió escuchar. Y aunque los sonidos llegaran a su cerebro de forma artificial, él fue aprendiendo a descifrarlos y a coordinarlos con la habla. Trabajó mucho, se esforzó y finalmente a los 9 años ya podía mantener una conversación fluida. Fue entonces cuando sus padres le apuntaron a clases de baile. Sabían que era su pasión y que le ayudaría a formar parte de un grupo. Y así fue. Allí Iván dio rienda suelta a su alegría, a su forma de ser. Y descubrió que las notas que componían la perfecta armonía para seguir bailando eran sus nuevos amigos.

"Quiero transmitir a otros niños que sean sordos o tengan otra discapacidad que para cumplir tu sueño solo hay que trabajar y confiar en tí mismo"

Pero el baile es un deporte que requiere una constante inversión: en vestuario, desplazamientos…Y varios de sus compañeros se empezaron a plantear abandonar el equipo por falta de recursos. Por eso Iván pidió a las Becas Vamos que les ayudaran con los 17 trajes de competición para que así puedan seguir siendo un equipo unido y que consigan todas sus metas. Ahora Iván podrá devolverle al equipo lo que el equipo le ha dado a él. Porque gracias a ellos, él ha encontrado su lugar y ha descubierto a su segunda familia, y no quiere que ninguno de ellos deje de formar parte de ella. Sin duda Iván se ha convertido en el Billy Elliot de Becas Vamos. Ha demostrado que con trabajo, esfuerzo y pasión, no existen barreras. Y esto pudieron comprobarlo los actores oficiales del musical en la masterclass que compartieron todos juntos antes de disfrutar del espectáculo en vivo y en directo.

Hagamos realidad vuestro sueño deportivo

¡Vamos a por la beca!

PARTICIPAR