Participa

AITOR, EL PODER DE UN SUEÑO

Aitor Santolaria, 12

Baloncesto | Barcelona
Aitor es un niño de 12 años con un Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad, más conocido como TDAH. Encontró en el deporte un nuevo camino que recorrer, donde crecer y hacer nuevas amistades, además del aprendizaje de unos valores que anteriormente desconocía. El básquet le ayudó a romper el cascarón y superar los problemas que tenía para hacer amigos cuando era pequeño. Aitor tuvo la posibilidad de conocer a un grupo de chicos que, unidos por la pasión por el deporte, formaron un equipo de básquet que hizo que se sintiera parte de una familia. El respaldo de sus compañeros ante cualquier desafío hizo que Aitor recuperase la seguridad en sí mismo y la autoestima que juega un papel tan clave en el desarrollo de cualquier niño. "María José, madre de Aitor: Gracias al equipo, al tener la amistad de todos ellos, Aitor ha conseguido sentirse una persona más" Tras varios años disfrutando de este deporte, Aitor y sus compañeros se encontraron con la necesidad de montar un club federado ya que no podían continuar en la liga escolar y era la única alternativa de poder seguir compitiendo. El club no podía hacerse cargo del sobrecoste que suponía y, hasta entonces, los integrantes de dicho club debían marcharse a otros equipos fuera de La Llagosta, pueblo de donde Aitor es originario. Por este motivo, la madre de Aitor junto con otras madres y padres del equipo decidieron crear hace un año el Club Baloncesto La Llagosta 2017, con el objetivo de ofrecer la posibilidad de seguir jugando a baloncesto a todos los chicos y chicas del pueblo. Esto supuso un gran reto, tanto a nivel deportivo como administrativo, que requería ayuda para consolidarse y tirar hacia adelante. Fue entonces cuando Aitor y su madre vieron la oportunidad de conseguir dicha ayuda en las Becas Vamos. Equipaciones, material de entreno, un logo nuevo y fichas federativas. Un pack esencial con el que todo equipo novel sueña y que consigue motivar e ilusionar a los integrantes de su plantilla. Sin embargo, un material tan importante para estos chicos y chicas debía entregarlo alguien que fuera consciente de su trascendencia. Alguien que fidelizara con el concepto, con el deporte y que un día también fue un niño que quiso sentirse importante, como el mejor jugador de todos los tiempos, gracias a jugar con equipaciones y material nuevo. El elegido fue José Manuel Calderón, jugador que durante muchos años ha estado en la élite del baloncesto y que sigue codeándose entre los mejores. Sin ir más lejos, este año consiguió ser finalista de la NBA con su equipo, los Cleveland Cavaliers. Gran conocido por todos, una persona humilde y cercana que encontró en la constancia y el sacrificio la base de sus éxitos. Nadie mejor que él para entender la situación de los chicos y chicas de La Llagosta y para llevar a cabo la entrega del material con el que él mismo hubiese soñado de pequeño.

"José Manuel Calderón: Yo he sido como estos niños; he ido a los campus, con 10, 11 o 12 años he recibido una equipación nueva y he pensado ¡Con esta equipación las voy a meter todas! Devolver esa ilusión que yo tenía (…) es importante""

Tras ganar la Beca Vamos, el Club Baloncesto La Llagosta 2017 se consolida como un proyecto deportivo más sólido y sus integrantes pueden al fin seguir unidos practicando baloncesto. Por delante, quedan muchos partidos que disputar, muchos tiros que encestar y muchos momentos más que Aitor vivirá junto a sus compañeros. El camino hacia el éxito nunca es sencillo, pero la dedicación de cada uno de los integrantes hace que sus sueños se hagan realidad. ¡Vamos campeones, a por vuestro sueño!

Comparte tu historia inspiradora y demuestra tu pasión

¡Vamos a por tu beca!

PARTICIPA